“Todo el mundo se siente herido por lo de Sammy Marrero”

Édgard Nevárez, trompetista y director musical de Sammy Marrero y su Orquesta, publicó recientemente en su cuenta de Facebook un comunicado donde cuenta la lucha que están siguiendo tras la demanda que les interpuso la familia de Raphy Leavitt, que exige el pago de miles de dólares por tocar las canciones del pianista.

No obstante, Nevárez, quien antes fue director musical de la orquesta de Tommy Olivencia y luego de La Selecta de Puerto Rico, describió la satisfacción personal que siente por el apoyo del público en general hacia Sammy Marrero en la actualidad.

“Sabía que Sammy era muy querido por su pueblo, pero esto ha sobrepasado las expectativas. Todo el mundo no solo en Puerto Rico y USA se siente herido por lo que le está sucediendo, es como si fuera un familiar. A la vez, el apoyo que le han dado los medios de comunicación no tiene palabras”, escribió Nevárez.

Según el trompetista “no hay nadie, pero nadie que haya tenido dudas acerca de su lealtad y compromiso”, dijo refiriéndose a Marrero, quien perteneció a la orquesta de Raphy Leavitt por más de 43 años, tiempo en el que con su voz y sentimiento inmortalizó éxitos como “La cuna blanca”, “Jíbaro soy” o “Payaso”, entre muchos otros.

Fidelidad es la palabra”, sostuvo.

Rei Peña, uno de los técnicos de sonido más respetados en la salsa, junto a Édgard Nevárez y Sammy Marrero. (Foto: Archivo personal de Édgard Nevárez)

Édgard Nevárez dice que conoció a Sammy a inicios de los 80 o quizá unos años antes.

“Cuando llegué a Puerto Rico en 1984 empecé a alternar con ellos mientras estuve con (Tommy) Olivencia. Empecé a trabajar con Raphy en1990. Entraba y salía de la orquesta porque tenía otros compromisos con otros artistas y orquestas. Eso lo hablaba con él (Raphy) y (cuando lo hacía) le enviaba un suplente”, contó a Salserísimo Perú.

Posteriormente, dirigió musicalmente el Lp “Somos el son” y coprodujo el Lp “20 años”.

Sin embargo, uno de los momentos más sentidos que Nevárez recuerda en su publicación en Facebook, fue cuando en el 2003, Ruth, una de las hijas de Sammy falleció en un tiroteo en Bayamón.

“Sammy tuvo que trabajar 2 veces el mismo día que sucedió. Y yo estaba ahí, no me lo estoy inventando. Los músicos y todo los que estaban allí estaban asombrados por su lealtad hacia la orquesta. Sammy se presentó. ¿Quien hubiera ido a trabajar después del fallecimiento de un hijo?”, se preguntó Nevárez en su post.

E inmediatamente, vuelve a la actualidad y se le viene otra inquietud a la mente que no dudaen escribir:

“Siempre comento, ¿se imaginan qué piensa Sammy al dormir desde que empezó toda esta situación (la demanda de la familia de Raphy Leavitt)? No debe de ser nada fácil conciliar el sueño pensando en más de 43 años de fidelidad y humildad”, opinó.

¿Qué enseñanza te deja Sammy como persona y profesional?, le preguntamos a Nevárez:

“Como profesional, no conozco nadie tan fiel a un trabajo. En 43 años y medio faltó solamente 1 día y fue porque no le avisaron. Siempre temprano y tratando que todo quede bien. Como persona, súper humilde. Don de gente. Lo quiere todo el mundo y nunca lo he visto en problemas. Todo el mundo lo quiere como un familiar”, responde.

“Sammy, tu forma de afrontar esta situación a tus 76 años es lo más que me ha impresionado.Espero que Dios te siga dando mucha salud. El pueblo te ha demostrado su cariño y apoyo. Eres profeta en tu tierra. Por mi parte sabes que el apoyo mío y de los compañeros músicos es total desde el principio. Hay Sammy para rato. Tu hermano en la música, Édgard Nevárez”.

Compartir este contenido
  • 114
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *