La esencia de antes y el sonido de ahora

Con una mezcla de salsa, tradición, trova y las influencias urbanas propias de su tiempo emerge en el ambiente musical el joven sonero Wilfredo Otero Matos, mejor conocido como “Willito”.

Juventud, talento y experiencia acumulada en prácticamente poco tiempo hacen de este intérprete uno para ser escuchado. Su trayectoria desde niño lo ha ayudado a forjarse como uno de los cantantes y soneros más destacados de nuestros tiempos. Se puede notar al escucharlo cantar que tiene fibra y que no llegó al género por casualidad. El hombre, sin duda, tiene alma de salsero.

Su voz brillante y sonora junto a su capacidad de improvisar, así como su imagen moderna y “al día” crean la mezcla perfecta para que su propuesta musical convenza tanto a los salseros de “la mata” como al público en general.

Con todo esto a su favor, el sonero se lanza en su primera aventura como solista y nos presenta su primer disco. Que comience la función es el título de este trabajo que por su calidad musical y la simpatía que viene ganando Wilito auguramos será el primero de una larga carrera.

Los experimentados productores Cuto Soto y Ramón Sánchez estuvieron a cargo de esta producción. Con estos dos veteranos al mando, la calidad está garantizada. Buena combinación de temas románticos y sociales, entre los que se encuentran composiciones del propio Willito, se suman a la lista de múltiples talentos que tiene este artista.

Estuve en la presentación del disco y disfruté de una banda sólida, compuesta por músicos jóvenes que complementan a la perfección el talento del sonero logrando con esto la combinación perfecta para complacer a un público legendariamente exigente.

Mientras el artista presentaba una muestra del repertorio que compone su disco, artistas de varias generaciones disfrutaban de la propuesta musical. Willie Rosario, Bobby Valentín, Juan José Hernández, Keyvan Vega, Michelle Brava, Jerry Rivas, Alex DCastro, Luis González, NG-2, Moncho Rivera y muchos otros compañeros respaldaron al colega esa noche dándole la bienvenida a este competitivo, pero maravilloso mundo de la salsa.

Sobra talento, juventud, tiempo y disposición para trabajar, así que el amigo Willito tiene el campo abierto ahora para caminar y labrar su propio destino en la música. Merece nuestro aplauso y respeto la compañía MDR Music que apuesta al talento joven y al género salsero, que aunque muchos auguran el final, tiene su futuro garantizado en las manos de toda esa juventud que al igual que Willito sienten, trabajan, respetan y la defienden con el arma más efectiva…  talento.

Éxito hermanito, disfruta, cuídate y sigue esforzándote y superándote que el cielo es el límite. Quedan canciones que cantar, soneos que hacer, sitios que visitar y gente que ver. El camino no siempre será fácil, pero hay que caminar para dejar huella.

Atención salseros de la vieja y nueva escuela, llegó Wilito… con la esencia de antes y el sonido de ahora.

¡Camínalo!

Compartir este contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *