‘Busca por dentro’, documental que cuenta la obra de Jairo Varela

Jairo Varela Martínez,  creador de canciones como: “Busca por dentro amor y  llega como yo al total convencimiento, estampa tus dudas en mis adentros, que de ternura estoy hecho por dentro”, fundador del Grupo Niche,  que vivió la fama en todo su esplendor,  sentía, al final de sus días, que  la ciudad que lo bailó y  lo coreó  con éxitos como ‘Cali Pachanguero’ y ‘Cali Ají’,  no lo trató como merecía.

Así asegura Lucy Lorena Libreros, quien estuvo a cargo de la investigación para ‘Busca por dentro’, el  perfil documental de la obra musical del creador de Niche, dirigido por Marino Aguado Varela y César Gálviz, que se transmitirá el próximo domingo por el Canal  Telepacífico, a las 9:05 p.m.

“Consciente de sus problemas de salud se volvió  más tranquilo, pero no pudo reconciliarse con esa Cali por la que se sintió traicionado, la  ciudad en  la que este chocoano fundó su empresa y de la que estaba agradecido, pero la sociedad caleña le dio la espalda por ‘montar una discoteca de negros en un barrio de ricos’, como decía el maestro”, agrega la periodista.

‘Busca por dentro’ es un relato conducido por  compañeros de la música, amigos de infancia del maestro, hermanos e hijas  del hombre que retrató musicalmente una región, que inventó un sonido salsero para Colombia y se convirtió en un artista del mundo. “La idea era obtener testimonios de primera mano. Quisimos que los hechos de la vida de Jairo Varela fueran relatados por personas que estuvieron allí”.

“Tras su muerte, hace cuatro años (el  8 de agosto de 2012) empezamos a percibir cómo la ciudad se comportaba. Fuimos a Quibdó, hicimos los primeros acercamientos con la familia. Y durante tres años recogimos un material  con testimonios e imágenes.Ya en Cali, entre  César Gálviz  y yo pensamos  que era la oportunidad de buscar los recursos para terminar el proyecto, contratamos la  investigadora y rebuscamos en los personajes, le dimos un toque final”, cuenta Marino Aguado.

Después de cuatro viajes a Bogotá, buscando músicos que hubieran recibido la influencia directa del maestro, el proyecto se convirtió en una bola de nieve, Carlos Vives, El Gran Combo,  Andy Montañez dieron sus testimonios, pero luego se unieron otros artistas como Siam y Bambazulú, que pidieron además grabar las canciones del Grupo Niche, en estudio, con pistas mezcladas y arregladas por ellos.

Es así como  el documental contiene un valor musical agregado, con versiones libres de estos artistas de  algunas canciones del maestro chocoano, como Mi Pueblo Natal, interpretada por Herencia de Timbiquí; Ana Mile, por El Cholo Valderrama; La Negra no Quiere, por Totó La Momposina; Una Aventura, por Siam; A Prueba de Fuego, por Chocquibtown; Busca por Dentro, por Adriana Lucía; Mi Pueblo Natal, por la Orquesta Calibre; La Canoa Ranchá, por Bahía, y  Sin Sentimiento, por Superlitio.

Es un recorrido por la vida musical de Jairo Varela, pero también  se trata de entender, desde sus orígenes,  la gran influencia que su mamá,  Teresa Martínez, poeta, dramaturga, novelista, una de las grandes intelectuales del Chocó,  tuvo sobre él y como ese ámbito cultural  de su región  fue determinante. Cómo lo influenciaron también los cantos gregorianos que escuchó de niño,  cuando el sacerdote Issac Rodríguez Martínez llegó al Chocó, así como    la música que llegaba del Atlántico, como el porro y  la cumbia, y de Cuba cuando estaba de moda la Sonora Matancera.

También se cuenta que  a raíz de un incendio en Chocó  su mamá, Teresa Martínez,  se vio obligada a trasladarse con  toda su familia  a Bogotá, por un tema  de abastecimiento de alimentos, y  del rebusque que vive en sus comienzos el ‘hijo enfermizo de Doña Teresa’, quien con su primer álbum ‘Mi Buenaventura y Caney’, pegó primero en Nueva York que en Cali, al punto que muchos creían que era ‘gringo’.

Se da fe,  en el documental, de los años 80 de esplendor del Grupo Niche, cuando comienza a grabar con Codiscos, el sello de  la mayoría de sus álbumes. Contaba el gerente de la disquera que de ser un artista al que  le pagaban $70.000  por disco grabado  pasó a recibir  US$270.000 por regalías. Se habla del antes y el después de su éxito ‘Cali Pachanguero’.

Y se humaniza al mito, al ser sus propios músicos quienes dan testimonio de que “se tomaba la música como un oficio serio, no permitía que los integrantes de su agrupación  lucieran zapatos sin lustrar, camisas sin planchar ni uniformes mal puestos,  ni que estos se quedaran después de su presentación en las discotecas”.

Cuentan que tras su experiencia en la cárcel no volvió a ser el mismo; vivió su  prueba de fuego, al no poder enterrar a su mamá por estar preso. “Al final él, que contenía mucho las emociones para hablar, y lo expresaba todo a través de la música,   entendió que le estaba dedicando mucho tiempo a su labor y poco a sus hijos,  y a pesar de la fama y los amores que tuvo, se tornó solitario  y melancólico”, dice la investigadora  Lucy Lorena  Libreros.

Coincide con ella  el director, en que ‘Busca por dentro’   “es el retrato de un  hombre triste pero genio, obsesionado por el trabajo y  la perfección  y en ese intento por controlarlo todo y hacerlo lo mejor posible, quedó en deuda con su familia. Pero es también  testimonio de su mayor legado, su obra musical”.

Por El Pais

Compartir este contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *